Pokémon, entre el éxito y la condena

De Documentos
Saltar a: navegación, buscar

Pokémon, entre el éxito y la condena

La protesta, impulsada por el sacerdote católico Juan Ramón Hernández Bautista, ha causado una vez más controversia sobre los efectos en el comportamiento de los niños y su aportación educativa

Por OMAR CABRERA Y DALILA CARREÑO/ Grupo Reforma

Cd de México, México.-(18/Feb./2001).- Aunque diversos sectores de la sociedad coinciden en que la caricatura Pokémon genera violencia en el público infantil, la quema de muñecos en el atrio de la parroquia del Espíritu Santo en Pachuca, anunciada por el sacerdote local para este domingo, es considerada por la mayoría una medida exagerada y fuera de época. La protesta, impulsada por el sacerdote católico Juan Ramón Hernández Bautista, ha causado una vez más controversia sobre los efectos en el comportamiento de los niños y su aportación educativa.

Cindy Kerr, vicepresidente de programación y de adquisiciones de Cartoon Network para América Latina, sostiene que nunca antes se había tenido noticia de una acción similar porque, de acuerdo con su postura, Pokémon muestra a los infantes los valores del compañerismo, la amistad y la competencia sana.

"No es una caricatura violenta, al contrario, rescata valores humanos como la amistad, es una serie que simplemente aborda la competencia entre dos niños que pretenden ser los mejores entrenadores de los Pokémons", explica.

Hace una semana, alrededor de 100 niños se comprometieron con el religioso hidalguense para incendiar ,hoy, muñecos, revistas, videos y cualquier material referente a los personajes animados de la televisión, identificados por su detractores como monstruos o demonios. Al término de la semana, eran más de 300 los niños que se sumaron al llamado del cura.

Para el vicario general de la diócesis de Texcoco, Francisco Escobar, la decisión de su colega es respetable, pero no la más adecuada para atacar el problema.

"Creo que el padre de Pachuca está basando su argumentación y su decisión en las dificultades que la caricatura genera en los niños. Es verdad que verla puede ser un riesgo porque se tratan de identificar, sobre todo porque son muy dados a copiar conductas", comenta.

Considera que programas como Pokémon son capaces de perturbar la psicología infantil pero con conductas como la propuesta por Hernández Bautista no se da una solución al conflicto. Por el contrario, dice, la violencia genera más violencia.

Esta posición es apoyada por la psicóloga educativa María Eugenia Salmerón, quien afirma que la serie animada contiene mensajes de violencia ocultos que van directamente al subconsciente del individuo.

"Está comprobado que tanto Pokémon como Dragon Ball Z generan violencia en los pequeños, lo primero que te sugieren en la escuelas es que evites que los niños tengan acceso a ese tipo de programación porque lo que se promueve en el subconsciente es violencia.

"Me parece una medida extrema (la quema de muñecos), como de la época de la Santa Inquisición, no procede una alternativa satanizadora, lo que se debe hacer es educar a los niños y formarlos, estar con ellos y vigilar un poco más la programación a la que tienen acceso porque no puedes sustraerlos, no puedes aislarlos de la televisión debido a que Pokémon es una realidad", sentencia.

Rosy Ocampo, directora de Televisa Niños, rechaza también la quema y, por el contrario, coincide con Salmerón en que se deben supervisar los programas a los que se exponen los menores.

"La posición del sacerdote no es correcta porque satanizando al personaje no logrará el objetivo que es alejar a los niños de esa caricatura en especial. Los padres de familia responsables tienen que cuidar lo que sus hijos ven y darles diferentes opciones, si lo ven como una caricatura más no es negativo, en cambio si es lo único que ven y de lo único que hablan es entonces cuando se vuelve dañino", indica.

Empero, la idea de incendiar a los personajes resultaría contraproducente porque representa un mal ejemplo debido a que los niños acudirían a quemar libros o cualquier otro objeto que no sea de su agrado.

"Soy mamá y al fuego le tengo mucho respeto, hacer que los niños se acerquen a las llamas y hagan este tipo de acciones es darles un ejemplo de que si algo no les gusta lo van a quemar, eso me daría miedo porque los niños tienden a imitar y sobre todo si lo ven de un sacerdote", enfatiza.

Por su parte, el presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia, Ricardo Esponda, aseguró que si bien existen caricaturas que promueven la violencia hay otros programas de televisión más agresivos, como los talk shows.

"Siento que en esta caricatura como en muchas otras existe la situación de que el más fuerte mata al otro, es un mensaje de violencia aunado a sus características técnicas que hacen más susceptibles a los receptores, pero de ahí a que se quemen los Pokémons...

"No creemos que sea demasiado grave, hay otro tipo de programas mucho más violentos, nosotros hemos salido a protestar por otro tipo de emisiones que tienden a la provocación, como los talk shows", expresa.

El vicario de Texcoco agrega que no le parece la forma más adecuada de protestar, pero sí apoya a su colega para levantar la voz. Dirigentes de Hasbro (fabricante de la línea de juguetes) rechazaron dar declaraciones respecto de la quema y hoy se espera que más de 300 niños cumplan con lo anunciado por el religioso.

Pokémon se ve por...

Canal 5 de lunes a viernes a las 19:30 horas

Cartoon Network de lunes a viernes a las 17:00 y repeticiones a las 22:00 y a la 1:40 horas. Los sábados a las 14:30 y a las 00:00

¿De qué trata Pokémon?

En un mundo donde los humanos conviven con criaturas de una variedad ilimitada, los pokémons, al madurar, pueden transformarse en amigos fantásticos o en peligrosos monstruos.

Los héroes del programa, Ash, Brock y Misty, sueñan en convertirse en excelentes entrenadores de pokémons. Los tres amigos los capturan, los entrenan y los hacen luchar.

El objetivo de Ash es recolectar todos los pokémons, ganar las batallas y ser reconocido como el mejor maestro del mundo. Brock quiere ser un famoso criador de pokémons y a Misty le gusta coleccionar pokémons de agua.

En su camino, el trío se encuentra a menudo con el malvado Team Rocket. El equipo, formado por Jessie, James, y su tramposo pokémon Meowth, quiere controlar todos los pokémons raros y, con ellos, el mundo.

Los Saldos...

  • Pokémon puede desencadenar crisis de epilepsia en los menores cuyo cerebro es incapaz de controlar la respuesta a estímulos de flashes luminosos o imágenes titilantes, afirman científicos italianos.
  • Más de 600 niños fueron hospitalizados en 1997 en Tokio tras ver la serie de Pokémon.
  • En Londres, dos niños fueron asaltados por otros dos menores para robarles las tarjetas Pokémon.
  • En Saltillo, los colegios particulares prohibieron llevar figuras de Pokémon.
  • El PAN presentó un estudio en el que se señala que algunas caricaturas, en especial Pokémon, pueden ser un modelo negativo para los niños y una mala influencia para su formación.