¿Eres grafofilo?

De Documentos
Saltar a: navegación, buscar

Me llamo X, y soy un GRAFÓFILO...

Publicado originalmente en PlanB N.3

por Al-XMelchor (AlejandroM@mail.proesa.com.mx)

“¡Abrázala estúpido!”, se escuchó en el cuarto semioscuro, quien había pronunciado esas palabras miraba con atención a través de una ventana iluminada: su televisión, y animaba al baboso de Keiichi a que tomara a la inigualable Belldandy entre sus brazos. Era un grafofilo.

Todos los fans de anime sufren en cierto grado. Del griego grafos - descripción o dibujo, y filos . amor o atracción, la grafofilia es el extraño amor platónico hacia las mujeres tan diestramente dibujadas por artistas varios, siendo las mujeres del anime las que mas adoración reciben. Digo, algo tienen Akane, Ranma-chan, Priss, Belldandy, Minmey, Ryoko por citar a algunas, que hacen que a varios de nosotros nos late el corazoncito con mas fuerza. Y las mujeres no están exentas, lo que pasa es que, además de tener menos material, se callan muy bien su manía.

Pero, ¿Que diantres tienen esas monas que causan esos sentimientos tan infundados?, ¿Como es que queremos a una Belldandy si por ahí perdida hay una Luisa o María que si nos hacen caso (y que para acabarla de amolar, si existen)? Hay que reconocerlo, los personajes femeninos del anime suelen resultar mas interesantes que los masculinos; son por lo general mujeres que, o están muy seguras de lo que quieren, o su carácter es realmente magnético;- y además son bonitas y bien formadas.

“Pero si están bien ojonas”, dirían algunos, “están muy flacas y tienen un boquita muy chiquita” dirán otros, pero ese yo que se que se yo esta ahí, y nadie puede negarlo.

Vamos a la parte aburrida; en su libro “Understanding Comics”, Scott McCloud (del clan McCloud) describe con increíble simplicidad la relación que tenemos con las caricaturas. Un icono es una representación gráfica de algo; es un contenedor de significado, y ese significado se lo ponemos nosotros como cultura. En el arte gráfico, mientras mas iconica es una representación, mas esfuerzo ponemos de nuestra parte para dotarlo de significado. Este esfuerzo no solo es inconsciente; también es automático.

El poder que tienen las caricaturas es quem al recurrir a una representación iconica, nos pide mas esfuerzo mental; porque llenamos al significante con nuestro significado, nos identificamos mas con el. Lo que McClaud dice, es que, al ver una caricatura, inconscientemente nos estamos viendo a nosotros mismos.

El maestro Marshall McLuhan (¿del clan McLuhan?) hablo de los medios fríos y calientes, donde un medio frío transporta menos información que un medio caliente. Los medios calientes, al inundar de material al cerebro le impiden hacer relaciones propias y desarrollar la creatividad (ejemplo; las telenovelas idiotizantes con información visual, auditiva, verbal, situacional, etc., contra un libro, que solo tiene información visual simbólica). ¿Cual es la relación? Que la caricatura, como medio mas frío que el dibujo realista, permite al lector trabajar mas con la imaginación; es decir, permite la identificación.

¿Que tiene que ver esto con la grafofilia? Simple: el estilo gráfico japonés es mucho mas iconico que el occidental; los personajes dibujados con mas realismo se sienten un poco mas “lejos”; destacan su otredad y se diferencian de nosotros mismos. A diferencia de los dibujos mas iconicos, es decir con menos detalles realistas, son con quienes nos identificamos mas fácilmente: pueden ver las diferencias entre el estilo de dos figuras lejanas y distantes como los reyes Beld y Fahn contra la mayor simplicidad en los trazos de Parn o Deedlit, todo ellos de Record of Lodoss War.

Esta identificación nos hace proyectar a nuestros personajes favoritos lo que deseamos de nosotros o de otras personas; los personajes animados, en su función de iconos receptores de significados, nos sirven como marco donde volcamos nuestros deseos. Es por ello que al admirar a Akane, los hombres estamos viendo en ella el modelo o la plantilla de nuestra mujer ideal: bajita, pelo corto y negro, ojos café... una personalidad neurótica... pero eso ya es harina de otro costal.

No hay nada malo en la grafofilia; siempre y cuando no ignoremos que los personajes son solo una pauta de lo que buscamos en una pareja; no una pareja potencial. Así que pueden seguir soñando con Akane, Ranma-chan, Priss, Belldandy, Minmey o Ryoko; yo me quedo con Nausicäa.